Pieza 1. Deseo/ parte trasera de la ventanilla.  

Luego vino el incendio.
La hipóstasis, el sacrificio.
¿A dónde huyen los espíritus en este caso?
¿Se ha incendiado la Eudaimonía?

Territorio de paradojas, al incendio y las suplantaciones posteriores sobrevive la caja negra en nuestras manos, que resulta ser, justamente, un archivo. Resultaría injusto sin embargo a estas alturas recibirlo y trabajar en este de manera acrítica.


Quizá entonces, la teoría se esboce en los cuestionamientos que a la Niger Arca seamos capaces de hacer:
 

Será necesario hablar de la deuda. De cómo esta vincula nuestro pasado y predetermina nuestro futuro aferrándola a los mecanismos de renovación y suplantación de arquitecturas. A la deuda por causa de la cual el archivo existe.