Pieza 3. Primer casa/ ala lateral derecha.  

Será necesario hablar de la melancolía del archivo —como Sean Cubitt la llama—. Sobre la maniática imposibilidad de preservarlo todo, de recolectar los restos; de pretender evitar su degradación.
 

Será necesario reconocer que la existencia del archivo es producto de la extracción y transformación colonial, del ocultamiento de lo no-asimilado, de la discriminación de unos relatos por otros.
 

Será necesario reconocer cuán difícil sería reparar nuestra deuda con lo que permitió que ese archivo exista. Se supondrá que trabajar con archivos nos permitiría rehabilitar en el arte el encuentro con los otros’ perdidos.

 

Pero el Gran Confinamiento ha denegado los encuentros corpóreos, pues en ellos se esconde la muerte.